Cinco clásicos Milan – Barcelona

Cinco clásicos Milan - Barcelona

Al final de la fase de grupos de la Liga de Campeones de la UEFA 2013/14, el Barcelona y el AC Milan se habrán cruzado nada menos que ocho veces en poco más de dos años. No obstante, esto se ha producido después de un lapso de más de cuatro décadas desde sus dos primeros emparejamientos en la Copa de Europa.

Ahora que los dos rivales han acumulado un catálogo de partidos estelar e impresionante, FIFA.com considera que ha llegado la hora de repasar algunos de los mejores encuentros entre dos de los colosos que tienen el fútbol español e italiano.

Barcelona 7-1 AC Milan
Primera ronda de la Copa de Europa
25 de noviembre de 1959
Ambos se habían enfrentado oficialmente por primera vez tres semanas antes en Milán, donde los goles de Martín Vergés y Luis Suárez habían otorgado la ventaja al Barcelona. En la vuelta, los catalanes demostraron la enorme superioridad que poseían en la época. Los Blaugrana ya llevaban un 3-0 en el marcador cuando Ladislao Kubala vio puerta en dos ocasiones y su capitán, Juan Segarra, acertó otra diana. Paulo Ferrario superó al guardameta Antonio Ramallets para anotar lo que era, ya en la primera parte, el gol del orgullo. Sin embargo, el delantero húngaro Zoltan Czibor, miembro de los Magiares Mágicos, marcó un tanto poco antes de que Kubala consiguiera su tripleta y sentenciara la victoria global del Barça por 7-1. El Real Madrid, a la postre campeón, pondría fin en semifinales a la trayectoria del Barcelona en la Copa.

AC Milan 4-0 Barcelona
Final de la Liga de Campeones

18 de mayo de 1994

Pasaron 35 años antes de que el Milan tuviera ocasión de desquitarse de aquella derrota en la máxima competición continental y lo hizo con la que muchos consideran la mejor actuación de cualquier equipo en una final europea. Ambos rivales atravesaban su mejor momento en los campeonatos nacionales respectivos, pues tanto los Rossoneri de Fabio Capello como los Blaugrana de Johan Cruyff acababan de conquistar respectivamente su tercer y cuarto título de liga. Los representantes italianos no partían como favoritos, notaban la ausencia de los sancionados Franco Baresi y Alessandro Costacurta y acusaban los problemas en la rodilla que sufría Marco van Basten.

Pese a todo, el equipo de Capello se convirtió en la gran revelación en Atenas contra el Dream Team de Cruyff. Daniele Massaro inauguró el marcador con un disparo cruzado que se coló por el segundo palo y amplió su cuenta personal al filo del descanso. Romario, Hristo Stoichkov, Ronald Koeman, Pep Guardiola y compañía se vieron impotentes para amortiguar el golpe y no volvieron a meterse en el partido después de que Dejan Savicevic, con una atrevida cuchara, subiera el 3-0 al marcador en la reanudación. A los pocos minutos, Savicevic estrelló un balón en el poste, pero Marcel Desailly completó el resultado con una definición espectacular tras un fallo defensivo del Barcelona, para cerrar una de las noches más espectaculares de la historia del Milan.

AC Milan 3-3 Barcelona
Fase de grupos de la Liga de Campeones

18 de octubre de 2000

AC Milan había arrancado una victoria en el Camp Nou tres semanas antes y se había aupado al primer puesto del Grupo G, junto con el Leeds United, mientras que el Barça se encontraba en la tabla por encima del Besiktas exclusivamente por diferencia de goles. El visitante necesitaba la victoria en San Siro para encarrilar sus pasos, y Rivaldo le regaló el mejor comienzo de partido de un tiro libre raso y sublime, que se coló por entre los pies de la barrera en el minuto 28. Un cañonazo desde 35 metros de Demetrio Albertini igualó la contienda, poco antes de que el internacional italiano lograra el doblete con un lanzamiento de falta bellamente ejecutado.

El partido se convertía por momentos en un encuentro apasionante. Rivaldo arrebató el protagonismo al centrocampista del Milan al botar el mejor golpe franco de la noche, que el travesaño escupió para batir a Christian Abbiati. El empate duró poco, pues Jose Mari vio puerta dos minutos después. En el descanso, un 3-2 lucía en el marcador. A falta de 20 minutos para el final del choque, Rivaldo devolvió la esperanza a los visitantes con su tercer tanto de la noche, pero no encontró el camino del tan necesario gol de la victoria. Un empate a 1-1 con el Leeds en su siguiente encuentro del grupo dio al traste con las aspiraciones del Barcelona.

Barcelona 2-1 AC Milan
Fase de grupos de la Liga de Campeones

2 de noviembre de 2004

Ya habían pasado nada menos que 55 años de que el Barcelona se había impuesto por última vez al AC Milan. El conjunto catalán había acumulado cuatro derrotas y dos empates desde aquel triunfo de 1959, demasiada espera para un equipo de la talla del Barcelona, por mucho que la tarea no fuera precisamente fácil. Las cosas empezaron bien para los de la Serie A. Andriy Shevchenko se deshizo de Oleguer por la fuerza para poner a los Rossoneri por delante a mediados de la primera parte. Poco antes del intermedio, la contienda estaba igualada, pero Xavi envió entre líneas un pase medido a Samuel Eto’o, quien coló un trallazo en la portería de Dida.

Se preparaba una segunda parte apasionante y muy abierta, aunque tuvieron que pasar 89 minutos para que, en un instante de mágica majestad, Ronaldinho decidiera el encuentro. Con un cambio de ritmo marca de la casa, el brasileño se internó sorteando a Alessandro Nesta y Gennaro Gattuso y descerrajó un zurdazo imparable, que se coló por la escuadra e hizo las delicias del Camp Nou. Pese a la derrota, el Milan lideró la tabla y avanzó hasta la gran final, que perdió contra el Liverpool.

AC Milan 2-3 Barcelona
Fase de grupos de la Liga de Campeones

23 de noviembre de 2011

El segundo de los cuatro encuentros entre ambos equipos en la edición de 2011/12 fue un partido soberbio. El Milan se había llevado puntos de España, y una victoria en casa podría auparlo a la primera posición del grupo. Se tornó una misión difícil de cumplir cuando el ex centrocampista Blaugrana Mark van Bommel empujó un centro de Seydou Keita a su propia portería. No obstante, otra antigua estrella del Camp Nou, Zlatan Ibrahimovic, vio puerta en el otro extremo e igualó el marcador.

La misión pasó de complicada a imposible para el Milan cuando Alberto Aquilani derribó a Xavi en el área y vio su segunda amarilla en seis minutos. Lionel Messi recuperó la ventaja para los visitantes desde el punto penal (pese a una agónica repetición del lanzamiento por su parada en mitad de la carrerilla) sobre un rival en inferioridad numérica. Sin embargo, en un alarde de control impresionante, rematado con un malabarismo mágico que engañó a Eric Abidal, Kevin Prince-Boateng marcó el soberbio gol del empate. Nueve minutos después, Xavi decantaba el partido con el remate de un genial pase entre líneas de Messi .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>