Promesas de ayer, estrellas hoy

Promesas de ayer, estrellas hoy

Muchos de los nombres más famosos del firmamento futbolístico dieron sus primeros pasos en la escena internacional de la mano de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. Antes de convertirse en fulgurantes estrellas, jugadores de la talla de Alessandro Del Piero, Ronaldinho, Kanu, Xavi, Landon Donovan o Cesc Fàbregas también fueron nerviosos adolescentes en pos de un anhelo tan codiciado como esquivo. FIFA.com conversó con algunos de ellos para conocer sus recuerdos de la cita juvenil. Los más veteranos también quisieron aprovechar la ocasión para ofrecer sus sabios consejos a la nueva generación de figuras en ciernes que durante los próximos meses de junio y julio pugnará en México por conquistar la 14ª edición de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA.   

“Pasó hace mucho tiempo, pero lo recuerdo como si fuese ayer”, declaró el guardameta retirado Roberto “Pato” Abbondanzieri sobre su participación en Escocia 1989, donde su Argentina cayó derrotada en cuartos a manos de la impresionante escuadra portuguesa que comandaba Luis Figo. “Fue como un sueño hecho realidad y la primera vez que me enfundé la camiseta de mi país para defender sus colores. Para Argentina era una Copa Mundial, así que la emoción era inmensa”.

A Abbondanzieri el certamen le sirvió de plataforma para éxitos futuros. Con el tiempo, sumó 50 convocatorias con la selección absoluta, participó en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 y cosechó seis títulos de liga en Argentina y cuatro de la Copa Libertadores. Pero a pesar de su nutrido palmarés y de su dilatada trayectoria con la Albiceleste, aún atesora en su memoria los magníficos recuerdos de aquella fase final sub-17. “Nuestra derrota contra Portugal sigue dejándome mal sabor de boca”, rememoró. “Pero fue el primer paso de camino hacia lo más alto del fútbol. Me hizo crecer más rápidamente”. Para concluir, no olvidó un pequeño consejo para la nueva hornada de talentos: “Sois afortunados por participar en un Mundial, así que disfrutad de cada momento en México”, afirmó el colosal guardameta, que en 2006/07, cuando militaba en el Getafe español, recibió el Trofeo Zamora al mejor arquero de la temporada.

Iker Casillas es otra leyenda de las porterías que emprendió la senda hacia la gloria con los sub-17. Mucho antes de convertirse en el primer español que ha alzado la Copa Mundial de la FIFA (en Johannesburgo en 2010) y de que la afición del Bernabéu prácticamente lo canonizara, Casillas representó a su país en Egipto 1997, donde la Roja alcanzó las semifinales. Aunque él no era ni mucho menos la única figura en ciernes de aquel combinado, en el que Xavi, el astro del Barcelona y cerebro creador de la actual selección, desempeñaba la función de arquitecto del juego.  

“Es una experiencia única en la vida”, aseguró Casillas a FIFA.com, antes de dirigir su atención a la próxima generación con la afabilidad y simpatía que lo caracterizan. “Aunque ya estén jugando con sus clubes, tienen que emplearse a fondo en la competición y apuntar alto. Es algo precioso”, añadió el portero, quien dos años después de su vivencia en la tierra de los Faraones se proclamó campeón mundial sub-20 con España en Nigeria.     

Avanzamos hasta la edición de 2001, celebrada en Trinidad y Tobago, la vibrante nación caribeña en la que despuntaron jóvenes promesas como Fernando Torres, Carlos Tévez o Javier Mascherano. “El mero hecho de participar en una Copa Mundial a esa edad es algo especial, así que imagine qué supuso ganar”, exclamó Florent Sinama-Pongolle, el máximo goleador de Francia, el combinado vencedor.  

“Me abrió muchísimas puertas; realmente me cambió la vida”, continuó el ariete, elegido mejor jugador del certamen. “Pasamos de ser anónimos a convertirnos en figuras conocidas”. El creador de jugadas del conjunto, Anthony Le Tallec, tampoco pudo ocultar su emoción: “Es algo inolvidable; me hice un nombre gracias a aquella competición”.

“Ganar el título fue un sueño hecho realidad para mí y para México”, evocó Giovani dos Santos acerca del triunfo de los suyos en Perú 2005. “Fue nuestra primera corona mundial como país, y a la vuelta nos recibieron como a héroes. Dimos una gran alegría a nuestro pueblo y fue algo increíble”. El capitán Patricio Araujo, que actualmente milita en las filas del Chivas de Guadalajara, se hizo eco de las palabras de su compañero: “Aquel certamen cambió nuestras vidas completamente. De repente, la gente sabía quiénes éramos”.

“Fue una experiencia fantástica”, confirmó Danny Welbeck, la estrella de Inglaterra en Corea 2007, que actualmente se encuentra cedido en el Sunderland procedente del Manchester United. “Para nosotros fue una oportunidad excelente de salir y medirnos con futbolistas de distintos países y de diferentes partes del mundo. Todos sacamos un gran provecho de la experiencia. No hay nada mejor que representar a tu país, especialmente cuando se es tan joven”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>